Pepe Vacas, solidaridad hecha música